Producción impulsa un proyecto de ley para promover la inversión y la integración nacional en el complejo automotriz

Cabrera y el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, recibieron al jefe del Bloque Justicialista de Diputados, Oscar Romero, y al secretario General de SMATA, Ricardo Pignanelli, con quienes impulsan una nueva ley automotriz-autopartista


El ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, recibieron hoy al jefe del Bloque Justicialista de Diputados, Oscar Romero, y al secretario General del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Ricardo Pignanelli, con quienes impulsan una nueva ley automotriz-autopartista para promover un desarrollo sustentable de proveedores locales y una alta integración nacional en el sector, lo que generaría nuevos puestos de trabajo.  

El Ministerio retomó el proyecto de ley presentado por el diputado Romero, y ahora planea algunas modificaciones a partir del diálogo con los distintos sectores de la cadena automotriz.

El proyecto contempla a las terminales, sistemistas y autopartistas, y tiene como incentivo  principal un bono electrónico de crédito fiscal para el pago de impuestos nacionales por un monto proporcional al valor de compra de autopartes locales. Por cada punto de incremento  en la integración nacional el beneficio aumentará 0.6 puntos.

El ministro Cabrera afirmó: “Tenemos que trabajar juntos en forma rápida y enérgica para concretar este proyecto y lograr que la integración de autopartes nacionales sea un hecho y no una expresión de deseo, como ha sido hasta ahora. Así el sector será más competitivo y se generará empleo de calidad, que es nuestro objetivo principal”.

El diputado Romero destacó la iniciativa de la cartera productiva y aseguró que el trabajo que se está realizando en equipo potencia su proyecto original.

La iniciativa abarca la producción de automóviles, utilitarios, camiones, chasis con y sin cabina y ómnibus. Asimismo, podrán presentar proyectos los fabricantes de motores y cajas de transmisión, entre otras autopartes. Los bienes que integren procesos de forja y fundición de metales ferrosos y no ferrosos tendrán un beneficio adicional del 5% sobre lo establecido, aplicado únicamente sobre el valor de dichos procesos.

Para aplicar, las empresas deberán fabricar bienes con un contenido mínimo nacional del 30%, y objetivos de integración superiores al 50%, considerando el valor de componentes nacionales sobre el total de autopartes. No obstante, está contemplado reducir temporalmente este requisito en función del impacto económico, productivo y tecnológico de los proyectos, por ejemplo, en el caso de sistemas de autopartes de alta tecnología, que actualmente no se producen en el país.

La iniciativa preve la posibilidad de otorgar un anticipo del bono, de hasta un 20 % del proyecto total, para el desarrollo de proveedores y la compra de herramentales, moldes y matrices en el mercado local. También promueve inversiones para nuevas plataformas exclusivas a nivel Mercosur, así como el rediseño de las existentes, que lo requieran.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Producción está trabajando en otras acciones para potenciar a la industria automotriz, como abrir nuevos mercados en países de América Latina, por ejemplo en Colombia.

Por SMATA, también participaron de la reunión los secretarios General Adjunto, Mario Manrique, y Gremial, Ricardo Desimone.

En tanto, el equipo de trabajo del Ministerio de Producción para el proyecto de ley está conformado por el jefe de Gabinete, Ignacio Pérez Riba, y el subsecretario de Industria, Fernando Grasso.