Los supermercados deberán informar diariamente los precios de al menos 1.300 artículos de consumo masivo

La Subsecretaría de Comercio Interior estableció las categorías de productos a informar por los comercios de consumo masivo, las especificaciones para el envío de datos y los plazos para la puesta en marcha del Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos.


El Ministerio de Producción de la Nación, a través de la Subsecretaría de Comercio Interior, publicó hoy en el Boletín Oficial la disposición 7/2016 que establece las categorías de productos a informar por los comercios minoristas de consumo masivo, las especificaciones técnicas para el envío de los datos y los plazos para la puesta en marcha del Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA).

Con esta herramienta, se busca que el consumidor tenga la información de forma rápida, fácil y transparente para elegir, comparar y hacer rendir mejor el dinero para sus compras.

En esta primera etapa, los comercios están obligados a enviar, diariamente, los precios del surtido de productos que ofrecen para 110 categorías seleccionadas de los rubros de alimentos, bebidas, limpieza y perfumería. Dependiendo del surtido de cada comercio, serán entre 1.300 y 5.000 productos.

Los comercios incluidos en la normativa son todos los que realizan venta minorista de productos de consumo masivo, a excepción de las micro, pequeñas y medianas empresas. Aquellos que no publiquen sus precios serán pasibles de sanciones de acuerdo a la Ley de Lealtad Comercial y Defensa al Consumidor.

Para la segunda etapa del Programa se incluirán más herramientas para facilitar la publicación de datos por parte de aquellos comercios más pequeños que tengan menos posibilidades técnicas.

Difusión de los precios

Los datos serán difundidos por la Secretaría de Comercio a través de una página web, que podrá ser consultada desde el celular. Es una herramienta que irá evolucionando con la incorporación de nuevas funcionalidades que surgirán del uso, la participación de los ciudadanos, los comercios y las ONGs.

Los datos difundidos serán controlados a través de relevamientos en puntos de venta y los consumidores podrán informar a través de la web diferencias entre los precios publicados y los precios de góndola.

Carnes, frutas y verduras están incluidos en la categorización como opcionales en esta etapa, debido a una razón técnica.  Estos productos no cuentan con una identificación única en los diferentes comercios, ya que tienen diferentes calidades y presentaciones no estandarizadas. Cada comercio utiliza un código propio para identificarlos, lo que dificulta la comparación de los precios.

Para incluirlos, se desarrollará una codificación única que los comercios deberán adoptar, lo que está previsto para la segunda etapa del Programa.