Se realizó la segunda jornada del Consejo de la Producción con la presencia de dos nuevas integrantes

Con el objetivo de crear más y mejor empleo, conseguir una mayor competitividad, diversificación y complejidad productiva; y alcanzar un desarrollo regional equilibrado para reducir los niveles de pobreza, el Consejo de la Producción realizó su segundo encuentro, que contó con la presencia de dos nuevas integrantes. Silvia Gold, titular de la fundación Mundo Sano […]


Con el objetivo de crear más y mejor empleo, conseguir una mayor competitividad, diversificación y complejidad productiva; y alcanzar un desarrollo regional equilibrado para reducir los niveles de pobreza, el Consejo de la Producción realizó su segundo encuentro, que contó con la presencia de dos nuevas integrantes.

Silvia Gold, titular de la fundación Mundo Sano y una de las nuevas consejeras, cuenta su experiencia tras haber participado en este encuentro de trabajo:

¿Cuál es tu sensación de formar parte del Consejo?

Es en primer lugar un honor, está compuesto por muy destacadas personalidades y es muy grato ser invitado. También es un compromiso, ser parte de un Consejo genera la responsabilidad de poder contribuir de alguna manera.

Pero es alentador que las autoridades tengan interés en escuchar lo que pensamos, yo creo en el diálogo, y en la necesidad de sumar capacidades, visiones, experiencias.

¿Qué opinás de esta iniciativa?

En general creo en la colaboración público privada, tengo la oportunidad desde hace mas de 20 años de formar parte de distintas iniciativas publico privadas, que se mantienen, que crecen con el tiempo.

¿Cuál creés que sería tu aporte, a partir de tu experiencia, que te gustaría volcar al Consejo?

Yo pregunté cuando me invitaron que pensaban que podía aportar yo y me dijeron precisamente que la experiencia en la colaboración público privada era interesante, y también el trabajo social. En ambos campos es cierto que tengo experiencia, en el trabajo social no solo tengo años de experiencia sino que hemos logrado que Mundo Sano sea una institución con presencia internacional, eso no es muy común para una ONG Argentina, Tenemos una experiencia en trabajo de terreno y también en presencia internacional y esa dualidad es algo innovador.