Artistas digitales desarrollan herramientas para fomentar el proceso creativo

Desde chicos, Nico Lara y Beto Resano se apasionan por las nuevas tecnologías, el manejo del software e inventar cosas. Así nació el Triple Lab, como un lugar colaborativo para juntarse a crear nuevas ideas y nuevos desarrollos tecnológicos que puedan aportar algo nuevo a la sociedad en materia de arte, medicina, comunicación , robótica, educación o web.


Desde chicos, Nico Lara y Beto Resano se apasionan por las nuevas tecnologías, el manejo del software e inventar cosas. Así nació el Triple Lab, como un lugar colaborativo para juntarse a crear nuevas ideas y nuevos desarrollos tecnológicos que puedan aportar algo nuevo a la sociedad en materia de arte, medicina, comunicación, robótica, educación o web.

La agencia, que no pretende ser una empresa ni sumarse a ese modelo, se dedica a los nuevos desarrollos digitales y a los medios de comunicación. Utilizando recursos y aplicaciones tecnológicas de vanguardia, generan contenidos creativos vinculados con la marca y el usuario.

Ejemplo de esto es el juego interactivo de la película Mi Villano Favorito en el Shopping Recoleta Mall. Utilizando tecnología Kinect, los chicos recorren la academia Anti Villano, para convertir a los “minions malos” en “minions buenos” en tres etapas: laberinto, laboratorio y práctica de tiro.

Durante los últimos cuatro años, el lab creció adaptándose a las demandas digitales y las nuevas tecnologías como la realidad virtual, la filmación 360, el desarrollo r.a (realidad aumentada), aplicaciones para celular, social media y drones. Hoy, cuenta con un grupo de amigos y artistas digitales, unidos por aquello que los inquieta: el desarrollo de lo que vendrá.