Producción dispuso dos medidas de financiamiento para pymes productoras de software

Se trata del Programa PreSoft que otorgará créditos del BICE a tasa bonificada y de Aportes No Reembolsables (ANR) de hasta $ 600.000 a través de un convenio con Sepyme. Las firmas podrán recibir un monto equivalente a $45.500 por empleado registrado.


  • Se trata del Programa PreSoft que otorgará créditos del BICE a tasa bonificada y de Aportes No Reembolsables (ANR) de hasta $ 600.000 a través de un convenio con Sepyme. Las firmas podrán recibir un monto equivalente a $45.500 por empleado registrado.

 

  • Los servicios basados en el conocimiento (SBC) son aquellos que requieren trabajo altamente calificado para aprovechar las innovaciones tecnológicas. A nivel nacional son grandes exportadores de servicios.

 

  • Los objetivos para el período 2016-2020 son: generar las condiciones para lograr un desarrollo federal del sector, con polos tecnológicos en todo el país; crear 80 mil nuevos empleos, llevar las exportaciones anuales a USD 10 mil millones anuales y fortalecer la capacitación de recursos humanos.

 

El Ministerio de Producción, a través de la Subsecretaría de Servicios Tecnológicos y Productivos, presentó hoy el Observatorio de la Economía del Conocimiento (OEC), que consiste en un mapa de la situación global y nacional de los servicios basados en el conocimiento (SBC). Además, anunció el Programa PreSoft para financiar, por dos años, a las pymes productoras de Software que no cumplen con las condiciones para acceder a los incentivos de ley 25.922.

 

“Nuestros objetivos a corto plazo son llevar asistencia financiera a las pymes que quieren crecer, reglamentar la Ley de Apoyo Audiovisual, y desarrollar infraestructura común que sea relevante para formar nodos productivos en distintas regiones. También, buscar nuevos mercados y profundizar la capacitación de recursos humanos”, detalló el subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos, Carlos Pallotti.

 

“Los desafíos y las oportunidades que tenemos son enormes: por ejemplo el Mercosur tiene un déficit comercial de más de USD 20 mil millones en SBC, y la exportaciones de Argentina a la región pueden crecer ampliamente. Creemos que el sector puede crear este año 10 mil empleos, de los cuales muchos ya se anunciaron, y 80 mil en los próximos cuatro años”, sostuvo Pallotti.

 

La subsecretaría está trabajando, también, en la reglamentación de la Ley de Apoyo Audiovisual, y una vez que la normativa esté vigente impulsará herramientas de asistencia técnica y financiera para ese sector.

 

Participaron del encuentro el director ejecutivo de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (Cessi), Gabriel Martínez Riva, y el CEO de Argencom, Luis Galeazzi, entre otros. También asistió la secretaria de Gestión e Innovación Pública del Ministerio de Modernización, María Inés Bacqué.

Acompañaron a Palloti los directores Nacionales de Planeamiento, Gustavo Svarzman, de Servicios Tecnológicos y Productivos, Daniel Colina, y del Observatorio de la Economía del Conocimiento, Romina Gayá.

 

Programa PreSoft

 

La subsecretaría abrirá un registro, de ventanilla permanente, para que presenten proyectos las empresas productoras de software, con 2 años de antigüedad, y que no cumplen los requisitos para acceder al Régimen de Promoción del sector. Será a través de una plataforma online y estará operativa en 60 días.

 

Las firmas podrán recibir un conjunto de beneficios por un monto equivalente a $45.500 por empleado registrado. Esta asistencia será por dos años, tras lo cual deberán estar en condiciones de adherir a la ley 25.922.

 

Dispondrá de Aportes No Reembolsables (ANR) de hasta $ 600.000, en dos tramos,  orientados a proyectos de desarrollo de mercados externos, certificación de normas de calidad y/o consultoría para investigación y desarrollo (I+D). Alcanzará  el 60% del costo del proyecto y 40% restante estará a cargo de la empresa, que podrá presentar hasta dos proyectos, con un plazo máximo de ejecución de 9 meses, con posibilidad de prórroga a 12.

 

El otro instrumento es una línea de crédito del Banco de Inversiones y Comercio Exterior (BICE), con un fondo total de $ 40 millones. Las empresas podrán recibir hasta $ 500 mil, con 5 puntos de bonificación, por lo que la tasa final es de 17%, con un plazo de 36 meses. La garantía estará otorgada por Garantizar, sociedad de garantías recíprocas.

 

Desarrollo de polos tecnológicos

 

La subsecretaría tiene un convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para elaborar planes estratégicos para el sector. Los primeros estudios se están realizando en Corrientes, Misiones, Jujuy, Tucumán, sur de Córdoba, y el eje Tandil-Mar del Plata en la provincia de Buenos Aires. Para esto trabaja en forma conjunta con los sectores público-privados regionales, universidades y cámaras empresarias.

 

En cuanto a la ubicación de los desarrollos tecnológicos y audiovisuales se pueden diferenciar: las ciudades de Buenos Aires y Córdoba como centros consolidados, y los nodos emergentes, pero afianzados, como Rosario, Mendoza, Tucumán, Bariloche, Tandil y Mar del Plata. Además, están los nuevos actores como Misiones, Corrientes, Jujuy, Paraná, Resistencia, entre otros.

 

Los sectores del conocimiento

 

En todas las cadenas de valor cobran importancia los SBC: investigación y desarrollo (I+D), diseño, pruebas y certificaciones (en producción), publicidad y marketing (en comercialización), asistencia técnica y posventa. Y en forma transversal se utilizan servicios de informática, legales y jurídicos, contabilidad y auditoría, arquitectura, ingeniería, entre otros. También servicios audiovisuales.

 

En Argentina todo el sector de servicios empresariales, profesionales y técnicos abarca el 6% del PBI, con 41.655 empresas -de las cuales el 98% son pymes- y cuentan con 317 mil empleados. El año pasado el superávit positivo fue de 2.152 millones de dólares (exportó por USD 4.692 e importó por USD 3.070).

 

A nivel mundial, uno de los ejes en el desarrollo del sector -y al mismo tiempo una limitación por su escaso número – es la formación de recursos humanos calificados. En el país hay aproximadamente 915 mil estudiantes en carreras de grado y pregrado (ciencias económicas 32%, jurídicas 23%, arquitectura e ingeniería 19%, TIC 11%, publicidad e investigación de mercado 7%, diseño 5%, audiovisual 3%).

 

Un subsector altamente calificado es el desarrollo de software con 4.726 empresas, y 91 mil profesionales, que generó US$ 865 millones de superávit, en 2015. Los principales mercados a los que exporta son el Mercosur, Estados Unidos, la Unión Europea, y el resto de América Latina.

 

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en las últimas décadas produjeron una transformación del comercio internacional, por la posibilidad de prestar servicios de manera remota, el surgimiento de nuevas actividades y la disolución de las fronteras entre bienes y servicios.