UN ECÓGRAFO PORTÁTIL QUE SE CONECTA A UNA PC: PRODUCCIÓN LOCAL DE CALIDAD GLOBAL

En el último Congreso Nacional de Cardiología en Córdoba, dos hermanos dedicados a la fabricación de hardware médico presentaron su última creación: el primer ecógrafo portátil construido íntegramente en Argentina en los últimos 20 años y que, además, puede conectarse a cualquier computadora a través de un puerto USB.


En el último Congreso Nacional de Cardiología en Córdoba, dos hermanos dedicados a la fabricación de hardware médico presentaron su última creación: el primer ecógrafo portátil construido íntegramente en Argentina en los últimos 20 años y que, además, puede conectarse a cualquier computadora a través de un puerto USB. “Fue un desarrollo muy complejo y casi imposible para una PyME chica como nosotros, cuyo capital es 100 por ciento argentino. Todo lo que hemos logrado fue a fuerza de mucho hombro”, dice Javier Fernández Cronenbold.

Hace casi 20 años, su hermano Jorge trabajaba en una empresa especializada en la fabricación de holters, un instrumento que sirve para registrar la actividad eléctrica del corazón, y se dio cuenta de que en la Argentina no se fabricaban holters para medir la presión arterial. Así que llamó a Javier, que estudiaba ingeniería en ITBA y con un amigo, Rodrigo Linares, lo desarrollaron como proyecto. Era 1998 e invirtieron 20 mil pesos y abrieron una PyME en un galpón de Saavedra. Hoy Jotatec cuenta con 18 empleados, acaba de hacer una inversión de 600 mil pesos y, además de abastecer al mercado local, a fin de año planea empezar a exportar su ecógrafo.