Dos hermanos de Mar del Plata fabrican tablas de surf de excelencia

Camaron Brujo es una marca líder en el país en tablas de surf y ropa deportiva, con once locales propios y 150 multimarca en todo el país. Fundada en Mar del Plata en 1989 por los hermanos Sebastián y Marcelo Galindo, la empresa surgió por una necesidad concreta: como ambos eran surfistas y les costaba conseguir buenas tablas nacionales de competición, decidieron empezar a fabricar las suyas.


Camaron Brujo es una marca líder en el país en tablas de surf y ropa deportiva, con once locales propios y 150 multimarca en todo el país. Fundada en Mar del Plata en 1989 por los hermanos Sebastián y Marcelo Galindo, la empresa surgió por una necesidad concreta: como ambos eran surfistas y les costaba conseguir buenas tablas nacionales de competición, decidieron empezar a fabricar las suyas.

Fue un ejercicio de prueba y error que arrancó en el garage de su abuela paterna, con una inversión inicial suficiente para fabricar cinco tablas. Un trabajo de artesanía a base de poliuretano y láminas de fibra de vidrio que fueron desarrollando, primero para amigos y conocidos y después, poco a poco, para la venta al público. “Lo nuestro es una industria artesanal, nunca quisimos descuidar la calidad de nuestras tablas con la idea de producir más”, dice Sebastián Galindo, el mayor de los hermanos y un surfer legendario de nuestro país.

Hoy Camarón Brujo produce 500 tablas además de colecciones completas de ropa para deportes extremos; por año factura unos 45 millones de pesos.