Un extraño hongo producido en Argentina llegará a los restaurantes más exclusivos del mundo

En un campo de 50 hectáreas en Espartillar, una localidad al oeste de la Provincia de Buenos Aires, se producen las trufas negras de Perigord, unos pequeños hongos que por su aroma y sabor son codiciados por los restaurantes más exclusivos del mundo.


En un campo de 50 hectáreas en Espartillar, una localidad al oeste de la Provincia de Buenos Aires, se producen las trufas negras de Perigord, unos pequeños hongos que por su aroma y sabor son codiciados por los restaurantes más exclusivos del mundo. “Luego de múltiples investigaciones de suelo y clima, logramos ser los primeros en producirlos en Argentina”, dice Gladys Rodríguez, una de las creadoras de Trufas del Nuevo Mundo.

Se trata de un hongo color negro y superficie rugosa, que como crece bajo la tierra en las raíces de los robles debe ser rastreado por perros especialmente adiestrados, y suele emplearse en la elaboración de salsas, ensaladas y embutidos. Su precio por kilo oscila entre los 1.500 y 2.000 euros, y en momentos de mayor escasez puede alcanzar los 3.000 euros.

Según Rodríguez, después de la primer cosecha de este año que viajará a Francia a modo de muestra, producirán 400 gramos por hectárea con el objetivo de abastecer al mercado europeo y llegar a destinos como Oceanía y Asia.