Topper suma un invento argentino para modernizar la industria del calzado

Cuando tenía 21 años, a Gastón Frydlewski se le ocurrió reinventar los cordones de las zapatillas. Quince años después, HICKIES, su marca de bandas elásticas para sujetar calzado ya se comercializa en 50 países y acaba de asociarse a Topper para ser distribuida en Argentina y América Latina.


Cuando tenía 21 años, a Gastón Frydlewski se le ocurrió reinventar los cordones de las zapatillas. Quince años después, HICKIES, su marca de bandas elásticas para sujetar calzado ya se comercializa en 50 países y acaba de asociarse a Topper para ser distribuida en Argentina y América Latina. “Nos enorgullece que finalmente nuestro producto llegue a toda la región acompañando a esta reconocida marca”, dice Frydlewski, que desde el 2004 desarrolla el proyecto junto a Mariquel Waingarten, su mujer y socia emprendedora.

Las banditas, fabricadas con un material resistente de desarrollo propio, enhebran de a dos ojales, no se atan y combinan elasticidad, comodidad y resistencia. En cuatro años, llevan vendidos más de 2 millones de packs en el mundo, y en el país ya venden uno por cada tres pares de Topper.