El Ministerio de Producción envió al Congreso el Paquete Emprendedor para dar impulso a la actividad emprendedora

El Ministerio de Producción informa sobre el “Paquete Emprendedor”, iniciativa que el presidente Mauricio Macri anunció hoy que será enviada al Congreso de la Nación para su aprobación.


El Ministerio de Producción informa sobre el “Paquete Emprendedor”, iniciativa que el presidente Mauricio Macri anunció hoy que será enviada al Congreso de la Nación para su aprobación.

Esta iniciativa consta de dos proyectos de ley: el primero propone la creación de empresas simplificadas y da estímulos de apoyo al emprendedor; y el segundo proyecto plantea dar entidad a las empresas de triple impacto. A su vez, el Gobierno impulsará la creación de 10 fondos de financiamiento para emprendimientos de alto potencial de crecimiento hasta 2019.

 

LEY DE EMPRENDEDORES

El proyecto de ley para Emprendedores contiene 2 leyes: Ley de apoyo al capital emprendedor y Sociedad de Acciones Simplificadas (SAS) y Ley de empresas de Beneficio e Interés Colectivo (BIC).

  •         Sociedad por Acciones Simplificadas (SAS)

Se podrá crear un negocio o empresa en 24 horas y en forma digital.

Creación de una nueva figura jurídica para las empresas, denominada Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), que va a permitir:

  •         constituir CUIT o CDI en 24 horas;
  •         constituir empresas de un único socio;
  •         abrir una cuenta bancaria simplificada;
  •        emitir acciones de mismo derecho a diferente precio;
  •         digitalizar firma, libros y poderes.

La empresa SAS permitirá recortar costos y tiempos y, en consecuencia, reducir la informalidad, a la vez que ayudará a una mayor recaudación fiscal, como consecuencia de la incorporación de nuevas empresas y la generación del empleo formal.

Abrir una empresa en la Argentina demora en promedio entre 45 y 60 días y conlleva costos elevados, que favorece a la informalidad del sistema de la economía.

Representa una oportunidad para 3 millones de monotributistas; para 42% de ocupados que son informales; para que las 60 mil empresas que se crean por año en la Argentina lo hagan de forma simple y ágil.

 

  •         Disponibilidad de Capital

Se van a generar mecanismos para que el capital inversor se dirija hacia los emprendedores y que los argentinos puedan apoyar las ideas de otros argentinos.

  •         Capital emprendedor: apostar a que las ideas se desarrollen en el país y a generar confianza para que el mundo inversor apueste al talento argentino.
  •         Financiamiento colectivo: incentivar a que los argentinos confíen e inviertan en otros argentinos, creando fondos de financiamiento y aceleradoras de negocio.

El proyecto legislativo busca dar apoyo al capital emprendedor a partir de:

  •         incentivos fiscales
  •         instrumentos de co-inversión
  •          mecanismos de financiación modernos (financiamiento colectivo)

 

Se busca así desarrollar la industria del capital emprendedor a través de la creación de  fondos, aceleradoras e inversores ángeles para financiar la innovación argentina y retener talento.

  •        Empresas de Beneficio e Interés Colectivo (BIC)

En la actualidad no hay resguardo jurídico para la constitución y desarrollo de empresas sociales. La figura jurídica de Empresa Social no existe en nuestro país ni en toda Latinoamérica.

Con la sanción del proyecto, la Argentina dará lugar a la creación de empresas de Beneficio e Interés Colectivo (BICs) y será el primer país de la región en reconocerlas y protegerlas jurídicamente.

Su propósito es proteger jurídicamente para ayudar a quienes proyecten sus negocios con una mirada de triple impacto: económico, social y ambiental

La Argentina será el primer país de la región en tener un registro de este tipo de empresas.

10 FONDOS DE FINANCIAMIENTO

A estos proyectos de ley, el Gobierno creará 10 fondos de financiamiento para emprendimientos de alto potencial de crecimiento hasta 2019.

Serán 3 fondos en lo que resta de 2016 y 7 fondos durante el período 2017-2019, cuyo 40% corresponderá a la inversión pública y tendrán como requisito un capital mínimo de USD 30 M por fondo.

Además, se pretende llegar a 12 aceleradoras, con licencias por 4 años, en las que se destinarán aportes para los gastos operativos y se co-invertirá a través de préstamos convertibles.

Entre los mecanismos de financiación se formalizará el uso de plataformas de financiamiento colectivo reguladas por la CNV y se creará un fideicomiso para la ejecución de los programas.

Bajo una proyección conservadora, se estima que hacia 2020, estos instrumentos favorecerán a la creación de 560 empresas y la generación de más de 16 mil empleos directos.