Empresa metalmecánica invierte 30 millones de pesos para duplicar su producción

Los cañones de punzado son grandes barras de metal con cargas explosivas incorporadas que se utilizan durante la extracción de petróleo para abrir canales de circulación del combustible en la tierra a casi 2 mil metros de profundidad. Tassaroli S.A., empresa metalmecánica radicada en San Rafael, Mendoza, es una de las compañías argentinas especializadas en su fabricación.


Los cañones de punzado son grandes barras de metal con cargas explosivas incorporadas que se utilizan durante la extracción de petróleo para abrir canales de circulación del combustible en la tierra a casi 2 mil metros de profundidad. Tassaroli S.A., empresa metalmecánica radicada en San Rafael, Mendoza, es una de las compañías argentinas especializadas en su fabricación. Con un crédito del BICE de 30 millones de pesos, acaba de invertir 38,5 millones para la compra de cuatro máquinas que duplicarán su producción de cañones de punzado y de barras para perforaciones mineras. Además, sumará ocho empleados. “Esto nos permitirá ganar mayor participación en el mercado argentino e internacional”, dice Rubén Martínez, responsable de Proyectos especiales e Inversión de la empresa que exporta a Chile, Brasil, Colombia, Venezuela, Estados Unidos y Perú.

Tassaroli fue creada en 1953, y desde ese año produce para industrias petroleras, gasíferas y mineras, además de forjados generales para diferentes plantas productivas.