Nuevo régimen de importación de bienes de grandes proyectos de inversión industrial

El Ministerio de Producción de la Nación resolvió modificaciones en los requisitos para promover, simplificar y desburocratizar nuevas oportunidades de inversión.


• El Ministerio de Producción de la Nación resolvió modificaciones en los requisitos para promover, simplificar y desburocratizar nuevas oportunidades de inversión.
• Está destinado a aquellas empresas industriales que cuenten con un proyecto de mejoramiento de su competitividad.

• Las empresas deberán adquirir bienes de industria nacional por un mínimo de 20% del valor de los bienes importados.

Buenos Aires, 1 de septiembre de 2016. Con el objetivo de generar nuevas oportunidades para la inversión, la producción y el empleo, el Ministerio de Producción de la Nación modificó la Resolución Nro 256 sobre el régimen de importación de bienes integrantes de grandes proyectos de inversión. Será publicada en el Boletín Oficial el viernes 2 de septiembre.

“El régimen nació como herramienta de incentivo a la inversión industrial genuina en líneas de producción; nuestro norte es la competitividad de las empresas argentinas y la generación de empleos de calidad, por eso queremos fortalecer este incentivo, y hacerlo más ágil administrativamente”, señaló el ministro de Producción Francisco Cabrera.

Los requisitos

Los bienes a importar para grandes proyectos de inversión industrial deberán ser nuevos, formar parte exclusivamente de una línea de producción completa y autónoma a ser instalada en el predio en el que funciona la empresa, y ser imprescindibles para la realización del proceso productivo. A su vez, deberán adquirir bienes de capital de industria nacional por un mínimo del 20% del valor de los bienes importados.

Desde ahora, las empresas podrán solicitar los bienes para sus proveedores locales directos, si el proceso de producción dependiera de un producto fabricado por ellos.

La línea de producción deberá ser parte de una nueva planta industrial o implicar una ampliación de la capacidad productiva, una diversificación de su producción, o su modernización, en términos de mejora de procesos, de las tecnologías aplicadas o un incremento del valor agregado por unidad de producto. La planta, a su vez, deberá dedicarse a la producción de bienes tangibles.

El plazo para la concreción y la puesta en marcha de la línea de producción será de 24 meses desde la aprobación del proyecto, con la posibilidad de una prórroga por única vez de 12 meses.

La Autoridad de Aplicación será la Secretaría de Industria y Servicios, con intervención de la Secretaría de Comercio.