Macri: "Los argentinos somos capaces de hacer cosas de máxima calidad internacional"

Lo afirmó el presidente, acompañado por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, en la inauguración oficial del Centro de Transferencia de Cargas (CTC) ubicado en el barrio porteño de Villa Soldati.


El presidente Mauricio Macri encabezó la inauguración oficial del Centro de Transferencia de Cargas (CTC) ubicado en el barrio porteño de Villa Soldati y destacó que esta obra es una demostración de que “los argentinos somos capaces de hacer cosas de máxima calidad internacional”.

“Esto existe en muy pocas ciudades del mundo y significa menos camiones grandes transitando por la ciudad, más seguridad, menos accidentes y roturas de calles, menos contaminación ambiental y menos energía derrochada”, afirmó.

Macri habló durante el acto realizado en el CTC, donde estuvo acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el titular del Centro, Hugo Membrive, entre otras autoridades.

La iniciativa es el resultado de una acción conjunta entre los sectores público y privado, que permite reducir la circulación de camiones de gran porte por la Capital Federal y facilita la redistribución de las mercaderías en un lugar con mejores condiciones de trabajo y operatividad.

El Presidente manifestó el deseo de que las primeras 62 empresas que se instalaron en el Centro pronto “se conviertan en más de 120”, como prevé el plan original.

“Esto mismo lo tenemos que poder hacer y lo vamos a hacer en todo el país y en todas las actividades”, dijo Macri.

Para ello apuntó que es indispensable que el país siga construyendo confianza en su relación con el mundo.

Remarcó que durante las reuniones que mantuvo el fin de semana último en China en la cumbre del G 20 los líderes de los países más importantes del mundo “nos dijeron una sola frase: ´queremos trabajar con los argentinos'”.

“El mundo está interesado en nuestra capacidad de hacer, de aportar, de ser parte de las soluciones del mundo. Depende de nosotros”, agregó.

En ese sentido pidió dejar de lado “el atajo y la viveza criolla mal entendida” para comprender que “el mundo entero confía en que nosotros podemos comprometernos con nuestro trabajo cada día mejor”.

“Y eso nos va a llevar a la Argentina que soñamos y merecemos”, subrayó.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, puso de relieve que “este es un resumen perfecto de todo lo que queremos para la ciudad, y que trasmite valores muy válidos para el cambio que está proponiendo el presidente Macri a nivel nacional”.

Aseveró que el CTC tendrá un efecto muy dinamizador para la zona sur de la Ciudad “con más de 1.500 personas que van a venir a trabajar acá”.

Y dijo que esto se da en el marco de la política que continúa llevando adelante la administración porteña para sumar “obras y más actividades” en los barrios del sur y avanzar hacia el diseño de una ciudad “equilibrada”.

El CTC es el proyecto modelo de articulación público – privado más grande de la historia de la Ciudad de Buenos Aires, iniciado durante la gestión de Macri como jefe de Gobierno porteño.

Funciona en un parque logístico de 37 hectáreas, emplazado en el rectángulo delimitado por las avenidas Roca y 27 de Febrero, la autopista Cámpora y la calle Pergamino.

La construcción del predio permitió reducir la cantidad de camiones de gran porte que circulaban por los barrios y libera aproximadamente 100.000 metros cuadrados de depósitos en los barrios de Parque Patricios, La Boca, Barracas, Nueva Pompeya, Villa Soldati y Villa Lugano.

En el CTC pueden circular en forma ordenada entre 3.500 y 5.000 camiones diarios, y satisface la demanda de empresas que desean contar con un espacio para el desarrollo de la actividad de crossdocking en la zona sur del área metropolitana.

El espacio tiene iluminación LED, oficinas, baños y lockers para todo el personal, duchas y servicio de gastronomía.

Se prevé además la construcción de un CESAC (Centros de Salud y Acción Comunitaria), una escuela de gestión estatal, una estación de YPF y dos truck centers.

La obra demandó una inversión de 90 millones de dólares que aportaron 63 empresas de logística nucleadas en la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

La Ciudad de Buenos Aires cedió los terrenos en desuso y facilitó la obtención de créditos para las empresas involucradas.

El ministro Cabrera sostuvo que este emprendimiento “contribuye a crear un ámbito para que el empresariado argentino, y sobre todo las pymes, sientan que están dadas las condiciones para invertir y generar empleo, que es nuestro principal objetivo”.