Dos científicos de Tandil desarrollan un rehabilitador robótico

Cuando la mamá de un chico con parálisis cerebral les dijo que necesitaba un aparato de entrenamiento para que su hijo vuelva a caminar, a los doctores en ciencias informáticas de Tandil, Juan Manuel Toloza y Nelson Acosta, se les ocurrió desarrollar un rehabilitador robótico. El dispositivo se compone de dos plataformas sobre las que […]


Cuando la mamá de un chico con parálisis cerebral les dijo que necesitaba un aparato de entrenamiento para que su hijo vuelva a caminar, a los doctores en ciencias informáticas de Tandil, Juan Manuel Toloza y Nelson Acosta, se les ocurrió desarrollar un rehabilitador robótico. El dispositivo se compone de dos plataformas sobre las que se ubica el paciente sujetado por un arnés, ayudándolo a reproducir el movimiento del caminar. “La gran ventaja de este invento es que no importa si la persona puede o no caminar, mantenerse erguida o mantener el equilibrio”, dice Toloza, uno de los directores de T-Linda, empresa que hoy lleva fabricados 1000 rehabilitadores bajo las marcas Realwalker y Lázaro Para-Gym Tandil, que ya son utilizados en todo el país para el tratamiento de enfermedades como esclerosis múltiple, parálisis cerebral, ACV, Parkinson y Alzheimer.