Empresa argentina propone alternativa más económica y ecológica para la construcción

Durante el proceso de fabricación del cemento se queman minerales y rocas sedimentarias que emiten una gran cantidad de dióxido de carbono, transformándolo en uno de los productos que más contaminan la atmósfera. La empresa argentina Matermix SRL encontró una alternativa más ecológica, más duradera y un 70 por ciento más económica: la ceniza volante. También conocida […]


Durante el proceso de fabricación del cemento se queman minerales y rocas sedimentarias que emiten una gran cantidad de dióxido de carbono, transformándolo en uno de los productos que más contaminan la atmósfera. La empresa argentina Matermix SRL encontró una alternativa más ecológica, más duradera y un 70 por ciento más económica: la ceniza volante. También conocida con el nombre “fly ash”, es el residuo que se obtiene al quemar el carbón mineral para generar energía eléctrica. “Permite sustituir hasta en un 35 por ciento el uso de cemento en la elaboración del hormigón, mejora la calidad en la construcción, reduce las filtraciones de humedad y disminuye notablemente la emisión de dióxido de carbono”, dice Andrés Scarana, gerente de la empresa instalada en Buenos Aires que produce 7.000 toneladas de cenizas por mes y factura 16 millones de pesos al año.