Con foco en innovación, asociatividad y cuestiones normativas, Producción reunió al sector de Biotecnología de Cuyo

Las especialidades biotecnológicas de Cuyo impactan principalmente en la industria vitivínicola y agrícola, pero tienen potencial de generar oportunidades en la industria olivícola y contribuir al crecimiento del sector de energías renovables.


Las especialidades biotecnológicas de Cuyo impactan principalmente en la industria vitivínicola y agrícola, pero tienen potencial de generar oportunidades en la industria olivícola, dar valor a los residuos de esas industrias mejorando la sustentabilidad, y contribuir al crecimiento del sector de energías renovables.

El sector de Biotecnología es clave para la visión de desarrollo productivo del Ministerio de Producción por su potencial de dinamización en todos los segmentos, particularmente en productos diferenciados y en segmentos proveedores de agroindustrias.

Mendoza, 22 de septiembre de 2016 – En el marco del Simposio de Bioeconomía organizado por el MinCyT, el Ministerio de Producción reunió a los referentes del sector de Biotecnología para profundizar en el plan de acción público-privado orientado a las necesidades de las economías regionales de Cuyo.

Desde el inicio de la gestión, Producción promueve la articulación entre las políticas públicas, los esfuerzos del sector privado y la investigación en el ámbito académico en todos los sectores productivos, para favorecer su expansión y fortalecimiento a partir del diseño y la implementación de planes de acción conjuntos.

“Si miramos las oportunidades del contexto internacional, Biotecnología es un sector con excelentes perspectivas para los próximos años. Hay grandes oportunidades para la inserción de empresas argentinas en las cadenas globales de valor, con el Plan Productivo vamos a potenciar a la industria local para que nuestro país se convierta en el mayor exportador biotecnológico de América Latina”, expresó Lucio Castro, Secretario de Transformación Productiva.

Las principales necesidades planteadas por el sector en la región de Cuyo son la regulación de los diferentes aspectos de la biotecnología y sus derivados, como leyes de bioinsumos, comercialización y apoyo a la exportación; el desarrollo de proveedores locales de tecnologías indispensables para la ejecución de proyectos biotecnológicos; el apoyo a la comercialización (promoción de clústers, cámaras y centros de investigación y producción especializados); y el financiamiento para la innovación.

Biotecnología – Caracterización del sector

– La Biotecnología moderna comienza a desarrollarse en Argentina en los ’90. La mayor parte de los Centros de Investigación dedicados a la Biotecnología, especialmente en Mendoza, se fundaron entre los años 1991 y 2000.
– Los Sectores Biotecnológicos más desarrollados, en lo que a I+D se refiere, son: en Mendoza, Salud Humana, en San Juan, Ambiente (Minería), y en ambos Agroalimentos (industrias vitivinícola, olivícola y frutihortícola); mientras que en San Luis se destaca el área ambiental.
– En Argentina existen 201 empresas de biotecnología. El 90% son de carácter nacional; el 10% restante son firmas multinacionales que se dedican a la producción de semillas modificadas genéticamente, inoculantes e insumos industriales.
– En 2014, la facturación de productos biotecnológicos fue de $ 17.262 millones. Las exportaciones de productos biotecnológicos representan el 20% de las ventas biotecnológicas, y el 2.5% de las ventas totales de empresas del sector. El 57% de las empresas del sector exporta.
– El sector muestra un marcado dinamismo productivo, caracterizado por el ingreso paulatino de grandes grupos empresarios nacionales con alto potencial de proyección internacional. Es una fuente generadora de empleo altamente calificado y también muy intensivo en innovación: en 2015, el 4,2% de las ventas biotecnológicas se destinaron a inversiones en I+D.