Cabrera y Triaca presentaron en la UIA el Plan Productivo Nacional

Los ministros de Producción, Francisco Cabrera y de Trabajo, Jorge Triaca, visitaron la Unión Industrial Argentina para presentarle a la entidad los lineamientos del Plan Productivo Nacional, que tiene como objetivo crear más y mejor empleo para los argentinos.


Los ministros de Producción, Francisco Cabrera y de Trabajo, Jorge Triaca, visitaron la Unión Industrial Argentina para presentarle a la entidad los lineamientos del Plan Productivo Nacional, que tiene como objetivo crear más y mejor empleo para los argentinos.

Acompañaron a Cabrera, los secretarios de Industria y Servicios, Martín Etchegoyen; de Transformación Productiva, Lucio Castro; de Integración Productiva, Andrés Boeninger; y de Comercio, Miguel Braun. Por su parte, acompañó al ministro Triaca el secretario de Trabajo, Ezequiel Sabor.

El Plan Productivo Nacional es una estrategia coordinada para acelerar el crecimiento de la Argentina. Integra planes de los ministerios del gabinete económico y algunos de otros ministerios que impactan sobre la producción y el empleo, como Educación y Ciencia y Tecnología.

Ante los industriales, Cabrera afirmó: “La competitividad y productividad es responsabilidad del Estado Nacional. Tenemos las herramientas para mejorar y resolver estos problemas. Trabajamos con los empresarios argentinos para que puedan crecer y juntos logremos una transformación productiva federal. No le vamos a soltar la mano a nadie. Somos un gobierno que escucha. Queremos estar cerca de todos. Estamos abiertos a propuestas, ideas, porque a nuestro país lo mejoramos entre todos”.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, afirmó: “Cuando asumimos la gestión en diciembre percibimos que la situación era compleja y era necesario ordenar y sincerar la economía. Pero elegimos evitar la salida más fácil, lo que históricamente ha ocurrido en Argentina: la de realizar esta transición a través de una crisis que empujara nuevos argentinos a la pobreza. Este gobierno ha logrado evitar una crisis”.

“En este tiempo hemos ampliado las asignaciones y la cobertura social. Trabajamos para estar cerca de la gente, especialmente de aquellos que necesitaban un Estado presente. Pero sabemos que esto no genera movilidad social ni transforma la realidad de los argentinos. Por eso, además, debemos generar más empleo y crear nuevas oportunidades. Creemos que es necesario un pacto entre la producción y el trabajo. Hace unos días nos reunimos junto al Ministro de Producción con los representantes de la CGT para presentarles este plan, y hoy lo hacemos ante las autoridades de la UIA porque creemos que así, con una tarea conjunta, comenzaremos a recorrer el camino de una Argentina que incluya a todos y genere más oportunidades”, finalizó Triaca.

Los 8 pilares del Plan Productivo Nacional

Reducción del costo del capital. La Argentina está en la puerta de una verdadera revolución que comenzó con la salida del cepo y el arreglo del litigio de los holdouts: obtener el costo del financiamiento más bajo de la historia para las familias y las PYMEs argentinas.
Mejorar el capital humano y la productividad laboral, fortaleciendo el sistema de formación para el trabajo, promoviendo el primer empleo y la formalización laboral, y reduciendo costos del ausentismo y la litigiosidad laboral.
Plan de infraestructura y energía. El más ambicioso de la historia para reducir los costos logísticos y asegurar la provisión de energía para las empresas argentinas, y en particular, para las PYMEs.
Plan de innovación y tecnología. Llevar la inversión en I+D a 1,5% del PIB, aumentando la inversión privada en particular y llevando la investigación científica a la producción, para crear más y mejores empleos.
Equidad y eficiencia fiscal. Sustentabilidad fiscal, lucha contra la evasión e impulso de una reforma tributaria federal con el objetivo de facilitar el crecimiento, aumentar la formalización y la inversión productiva.
Defensa de la competencia y la transparencia de los mercados. Favorecer la entrada de nuevas empresas, la baja del costo de los insumos, el aliento a la inversión y proteger los derechos de los consumidores.
Integración inteligente al mundo. Más exportaciones por medio de la apertura de nuevos mercados internacionales y la promoción de los productos y servicios argentinos en el mundo y la atracción de nuevas inversiones productivas.
Facilitación administrativa y desburocratización. Eliminar las barreras al emprendedorismo, a la creación de nuevas empresas formales, y reducir los costos de la interacción con el Estado.