Producción apunta a incluir a los sectores vulnerables desde un enfoque productivo

En el marco del programa de Nodos de la Secretaría de Emprendedores y PyMEs comenzó el ciclo de capacitaciones para recuperadores mendocinos con el objetivo de generar una red de comercialización conjunta.


En el marco del programa de Nodos de la Secretaría de Emprendedores y PyMEs comenzó el ciclo de capacitaciones para recuperadores mendocinos con el objetivo de generar una red de comercialización conjunta.

”Desarrollar espacios de capacitación con cooperativas es estratégico para el desarrollo local. A partir de la innovación social es posible generar capacidades emprendedoras, incluir sectores vulnerables e impactar positivamente sobre el medio ambiente”, sostuvo el secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer.

Esta iniciativa se lleva a cabo en el marco de la mesa de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos de Mendoza, donde participan los Ministerios de Producción y de Desarrollo Social de la Nación, el Ministerio de Economía, Energía e Infraestructura de la Provincia y la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial.

El curso “Emprender, innnovar, asociarse” es organizado por el programa Nodos junto con la Línea de Trabajo en Economía Social y Medio Ambiente del Área de Articulación Social e Inclusión Educativa de la UNCuyo.

La formación, que fue coordinada por un equipo interdisciplinario conformado por profesionales de Trabajo Social, Ingeniería Industrial y Sociología, contempla la realización de 7 encuentros cada 15 días hasta fin de año.

Participaron de la jornada integrantes de la Cooperativa de Recuperadores de Mendoza, Los Triunfadores (COLOBA) y Recuperadores de Guaymallén, quienes plantearon que el principal objetivo es la unión de los recuperadores y avanzar en proyectos y acciones conjuntas.

Nodos de Innovación Social

El programa busca fortalecer entramados productivos prioritarios para las economías regionales, identificando sus barreras y abordándolas desde la lógica de la innovación social. Esto implica buscar respuestas alternativas que resuelvan las principales limitantes de los entramados productivos locales, en la búsqueda de la sustentabilidad económica y la generación de un impacto social y/o medio ambiental positivo en su entorno. Para lograrlo, se idean o adaptan formas alternativas de producir, comercializar y consumir que tiendan a la integración y participación de la comunidad y resuelvan problemáticas locales.