El subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos del Ministerio de Producción resaltó que Argentina “debe incluir en la agenda digital aspectos productivos para generar empleo de calidad”

“La economía del conocimiento le genera exportaciones a Argentina por más de 6.5 billones de dólares”, aseguró Carlos Pallotti y resaltó la importancia de “incluir en la agenda digital aspectos productivos”.


El subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos del Ministerio de Producción, Carlos Pallotti, participó del Congreso Mundial de WITSA, en Brasilia – WCIT 2016, y afirmó que “la economía del conocimiento le genera exportaciones a Argentina por más de 6.5 billones de dólares”, por lo que resaltó la importancia de “también incluir en la agenda digital aspectos productivos”.

 

En el encuentro, que reunió a los líderes empresarios, académicos y responsables de políticas públicas relacionadas con las Tecnologías de la Información, Pallotti compartió el panel “Estrategias Nacionales Digitales”, que fue coordinado por Andrew Wyckoff de la OCDE, con responsables de políticas públicas de tecnología de Corea, Brasil y México.

 

Durante su presentación, describió el estado de la Economía del Conocimiento en la Argentina, y presentó los planes que está llevando adelante el gobierno nacional. “La Economía del Conocimiento le genera exportaciones a Argentina por más de 6.5 billones de dólares. Por eso es muy importante incluir en la agenda digital aspectos productivos”, resaltó.

 

“Nuestra prioridad como representantes del Gobierno es generar empleo de calidad y sabemos que la Economía del Conocimiento es una oportunidad muy importante para que Argentina pueda desarrollarse”, ratificó el funcionario nacional.

 

Por su parte, el rector de la escuela de negocios de la Universidad de Cornell, Dr. Soumitra Dutta, afirmó que “la problemática ya no pasa solamente por la penetración digital -que en suma es un tema de inversiones-, sino por el impacto que genera la utilización de las tecnologías para los países”.

 

El congreso reunió a más de 2.000 delegados de  82 países, y es la primera vez que el gobierno argentino es invitado a presentar la situación del país.