Un termo calienta agua con energía solar

En un bar en la playa, mientras hacía cola para cargar su termo, Christian Navntoft pensó en lo ridículo que era gastar gas o electricidad para calentar agua. Así, empezó a cranear Solarmate: un termo que lo hace en 30 minutos a través de un par de espejos que reflejan la luz del sol y transmiten el calor a una ampolla que contiene el agua. Mediante su página de venta online, desde 2015, vendieron más de 1.000 unidades.


En un bar en la playa, mientras hacía cola para cargar su termo, Christian Navntoft pensó en lo ridículo que era gastar gas o electricidad para calentar agua. Así, empezó a cranear Solarmate: un termo que lo hace en 30 minutos a través de un par de espejos que reflejan la luz del sol y transmiten el calor a una ampolla que contiene el agua. Mediante su página de venta online, desde 2015, vendieron más de 1.000 unidades. Ahora, un grupo privado invirtió 150.000 dólares para que produzcan 10.000 más, que se conseguirán a partir de diciembre. “También estamos desarrollando un tapón bluetooth que registra la temperatura del agua y controla el ahorro de gas y de emisiones dióxido de carbono”, dice Navntoft, ingeniero especialista en energías renovables que, junto a su amigo arquitecto Fabián Garreta, diseñó Solarmate.

En su taller, ubicado dentro del campus de la Universidad Nacional de San Martín, además de continuar pensando mejoras para el termo, como el aumento de su capacidad, y de ampliar su producción, el equipo está trabajando en una línea de cocinas y potabilizadores portátiles de agua que también funcionan con energía solar. “Queremos desarrollar una línea de productos que permitan el uso de energía solar en la vida cotidiana”, dice Navntoft.