La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor participó en Suiza de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo

“Argentina es el primer país de América Latina que realizó este tipo de encuentros para adoptar buenas prácticas comerciales entre proveedores y consumidores”, dijo el Director Nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño.


 

  • Una delegación del organismo participó de la Primera Reunión del Grupo Intergubernamental de Expertos en Política y Protección al Consumidor.
  • Argentina presentó lineamientos a incorporar en los manuales de Buenas Prácticas entre proveedores y consumidores.

 

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor participó en Ginebra, Suiza, de la Primera Reunión del Grupo Intergubernamental de Expertos en Derecho y Política de Protección al Consumidor, en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

La delegación argentina de Defensa del Consumidor, encabezada por José Luis Laquidara, presentó lineamientos a incorporar en futuros manuales empresariales de Buenas Prácticas. Estas pautas surgieron como resultado del trabajo entre Gobierno, sociedad civil y sector empresario en dos encuentros realizados en Buenos Aires durante 2016, organizados por la Secretaría de Comercio.

“Argentina es el primer país de América Latina que realizó este tipo de encuentros para adoptar buenas prácticas comerciales entre proveedores y consumidores, derivadas de las nuevas directrices adoptadas por Naciones Unidas. El resultado de ese trabajo colaborativo es lo que llevamos a Naciones Unidas, para compartir nuestra experiencia con el resto de la comunidad internacional” dijo el Director Nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño.

“Además, en el encuentro de hoy en Ginebra se aprobó nuestra propuesta de elevar a la Asamblea General de la ONU el pedido de reconocimiento al 15 de marzo como Día Mundial de los Derechos del Consumidor”, agregó.

Nuevas directrices para proteger a los consumidores

En 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó las Directrices para la Protección de los Consumidores. Se trató de un hito en la protección y promoción de los derechos de los consumidores en todo el mundo. Las Directrices son un valioso conjunto de principios para establecer legislaciones eficaces y promover la cooperación entre los estados miembros, entre otros aspectos.

Entre las conclusiones presentadas en Ginebra por Argentina se afirma que “es un desafío de la comunidad internacional en su conjunto generar un entorno seguro y de confianza para el desarrollo de la producción, el trabajo y el consumo, fomentando y facilitando la participación de las empresas en la protección a los consumidores, así como de la sociedad civil y los trabajadores”.