Con ayuda del BICE, empresa maderera invierte 100 millones de pesos en innovación y tecnología

Con la cantidad de tableros de madera que se producen en la planta de Fiplasto, ubicada en Ramallo, provincia de Buenos Aires, se podrían cubrir unas 200 canchas de fútbol. La firma está desarrollando un plan de inversión por 100 millones de pesos para los próximos tres años, que le permitirá incorporar maquinaria de última […]


Con la cantidad de tableros de madera que se producen en la planta de Fiplasto, ubicada en Ramallo, provincia de Buenos Aires, se podrían cubrir unas 200 canchas de fútbol. La firma está desarrollando un plan de inversión por 100 millones de pesos para los próximos tres años, que le permitirá incorporar maquinaria de última tecnología y nuevas líneas de producción e incrementar su participación a nivel local e internacional. De la inversión total, 45 millones de pesos ya se utilizaron para la compra de equipos de última tecnología para optimizar la productividad de la empresa. El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), dependiente del Ministerio de Producción, otorgó el 35% del monto, que equivale a 16 millones de pesos.

Uno de los equipos adquiridos es una caldera que se alimenta de los desechos de madera que se obtienen del proceso productivo. De esta manera, se generan 20 toneladas de vapor a partir del uso de 700 toneladas de residuos y se reduce en un 50% el uso de gas en la planta. También instalaron un patio de chips que es un sistema inteligente con máquinas y equipos que sirven para juntar, trasladar, clasificar, homogeneizar y almacenar las sobras de la madera para depositarlas luego en la caldera. Se trata de un sistema completo, seguro y automatizado que no necesita mantenimiento. Además, la firma invirtió 5,5 millones de pesos en una nueva línea de producción para placas de revestimiento, que le permitirá facturar más de 30 millones de pesos anuales.

“Fiplasto es una empresa tradicionalmente exportadora. Actualmente, el foco está más en el mercado interno y apuntamos a la permanencia en el externo en base a clientes estratégicos. A futuro y en función de nuestro crecimiento y expansión, estaremos ampliando exportaciones no solamente de hardboards sino también de las nuevas líneas de productos”, aseguró Néstor Samman, gerente general de Fiplasto.

 

Acerca de la empresa

Con más de 70 años de trayectoria, la maderera cuenta con tres fábricas en la provincia de Buenos Aires, dos en Ramallo y una en Vedia, donde emplea a 340 personas. Una de las planta de Ramallo se dedica exclusivamente a hacer las placas de madera, también conocidas como “hardboards”, y en las otras dos se fabrican muebles, puertas, pisos, aberturas, tabiques divisorios y módulos ambientales ecológicos.

La compañía tiene 3.000 hectáreas de bosques propios de eucaliptos en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, de las que extraen unas 5.000 toneladas mensuales de madera.

“El 10% de nuestra producción total se exporta a Estados Unidos, Panamá, Costa Rica, República Dominicana, Latinoamérica, China y algunos países europeos”, dice Francis Cressall, ejecutivo de Fiplasto.