El Gobierno lanzó un programa de transformación productiva para empresas que busquen mejorar su competitividad  

Es un Programa basado en buenas prácticas internacionales que coordina acciones de los Ministerios de Producción y de Trabajo junto a empresas, cámaras, trabajadores y sindicatos.


 

  • Es un Programa basado en buenas prácticas internacionales que coordina acciones de los Ministerios de Producción y de Trabajo junto a empresas, cámaras, trabajadores y sindicatos.
  • Es para empresas que busquen mejorar sus procesos productivos y su competitividad, cuidando el empleo e incentivando la creación de puestos de trabajo de calidad.
  • Incluirá beneficios como financiamiento, asistencia técnica y capacitaciones.

 

En el marco de la mesa de Diálogo de la Producción y el Trabajo, el gobierno lanzó el Programa de Transformación Productiva para asistir a empresas argentinas que necesiten mejorar sus procesos productivos, realizar un salto tecnológico o de escala, desarrollar nuevos productos, o reorientar su producción hacia actividades de la economía más dinámicas y competitivas, con demanda de empleo de calidad genuina y sustentable en el largo plazo.

El Programa tiene dos pilares: por un lado, financiamiento y asistencia técnica para ayudar a empresas argentinas a mejorar su competitividad. El objetivo es que puedan crecer, generar nuevos negocios, insertarse en nuevos mercados y crear más puestos de trabajo. También prevé un subsidio al empleo para la contratación de trabajadores, orientado a empresas con potencial competitivo y proyectos de crecimiento. A este tipo de empresas, el Estado las acompañará con financiamiento para sus proyectos de expansión e inversión, atado al mantenimiento de la planta laboral.

Por otro lado, el Programa ofrecerá herramientas para acelerar la reinserción laboral de los trabajadores en empresas y actividades dinámicas que demandan empleo. Incluye capacitación, seguro de desempleo ampliado y asistencia familiar integral.

“Tal como planteamos en el Plan Productivo Nacional, la meta de este gobierno es transformar a la Argentina en una economía desarrollada, de pleno empleo, con salarios altos y una industria nacional protagonista de las cadenas globales de valor. Este Programa es una de las tantas herramientas que el Estado pone a disposición de las empresas argentinas para potenciar la estructura productiva del país, cuidando e incentivando la creación de empleo”,  expresó Lucio Castro, Secretario de Transformación Productiva.

“El desafío que nos ha propuesto el Presidente es el de ir hacia una Argentina más grande, que compita en el mundo, que abra nuevas oportunidades y genere nuevos empleos sustentables para los argentinos. En este sentido, desde el Estado acompañamos a las empresas y a los trabajadores en esa transición hacia el empleo del futuro. Queremos ayudarlos a cruzar este puente, y que las compañías puedan crecer, generar nuevos negocios, insertarse en otros mercados, y crear nuevos puestos de trabajo”, señaló Ezequiel Sabor, secretario de Trabajo.

Podrán solicitar ingresar al Programa empresas argentinas de cualquier tamaño, ubicadas en cualquier punto del país, y que se desempeñen en cualquier actividad o sector productivo (excepto servicios públicos, agro, pesca y minería). Deberán acreditar una serie de requisitos y presentar un proyecto de transformación productiva o de inversión de largo plazo, factible, sustentable y genuino.

Todos los sectores y actividades de la industria argentina tienen oportunidades de crecer, desarrollarse y ser competitivos tanto en el mercado interno como en el internacional. Este Programa es vital para ayudar a las empresas argentinas a que puedan desplegar su potencial, cuidando el empleo y favoreciendo la creación de nuevos puestos de trabajo.

El Programa de Transformación Productiva implica la acción coordinada de los Ministerios de Producción y de Trabajo junto a las empresas, cámaras, trabajadores y sindicatos, en tres niveles:

  1. Primero, con empresas que detectan oportunidades de transformación productiva, ya sea que necesiten ser más competitivas en su actividad o que tengan capacidades y una estructura productiva que pueden orientar hacia actividades con mejores oportunidades de negocio. A través del Programa, el Estado les brindará asistencia técnica, financiamiento y un fondo de garantías con el objetivo de favorecer la innovación para que mejoren sus procesos productivos y modelos de negocio.
  2. En segundo lugar, con los trabajadores. Tanto con los que requieran capacitación para realizar nuevas tareas dentro de la misma empresa como con aquellos que necesiten reinsertarse laboralmente. En este último caso, los trabajadores que elijan ingresar al Programa recibirán un seguro de desempleo ampliado (hasta 6 meses, una suma de hasta el 50% del último salario percibido, garantizando como mínimo un importe equivalente al salario mínimo vital y móvil), asistencia familiar integral, capacitación y el Estado facilitará su reinserción en las empresas que forman parte del Programa.
  3. Por último, con empresas “dinámicas” que tienen proyectos de inversión genuinos y sustentables, y que demandan empleo. A partir del financiamiento para la contratación de los trabajadores que buscan reinsertarse laboralmente a través del Programa, y asistencia para la expansión de su capacidad productiva.

Las empresas que elijan aplicar al Programa deberán completar un formulario online y presentar sus proyectos de transformación o de inversión, según corresponda. Ese primer paso dará inicio a diversas instancias de evaluación que involucran a la Secretaría de Transformación Productiva, los Ministerios de Producción y de Trabajo, y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, para asegurar la transparencia en la definición de las empresas elegidas para ingresar al Programa, la viabilidad de cada proyecto, y las condiciones específicas para cada uno de los planes de acción.