El Banco Mundial aprueba un programa de U$D 50 millones con el BICE para financiar PyMEs de todo el país

La línea de crédito fue aprobada por el Directorio del Organismo Multilateral. Es la primera operación aprobada en el año por el Banco Mundial a una entidad del sector financiero público nacional.


El Banco Mundial aprobó el viernes un préstamo de USD 50 millones que se ejecutará a través del BICE (Banco de Inversión y Comercio Exterior) para financiar proyectos de inversión de largo plazo de MiPyMEs.

“La operación es parte integral de la estrategia de fondeo del Banco que busca acercar las condiciones de financiamiento de los organismos internacionales a las PyMEs de todo el país. Es un paso más para posicionarnos en nuestro rol de banco de desarrollo que brinda servicios de calidad, con plazos y tasas competitivas para el financiamiento de proyectos de inversión”, afirmó el presidente del BICE, Pablo García.

El objetivo de la línea es mejorar el acceso para la provisión de financiamiento de largo plazo a las micro, pequeñas y medianas empresas y al mismo tiempo prevé la realización de acciones tendientes a mejorar el marco normativo para el financiamiento de las MiPyMEs.

“Este financiamiento facilita la expansión de crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas para fortalecer su competitividad y generar empleo de calidad”, señaló el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera.

Por su parte, el director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel, dijo que el “proyecto habilita un nuevo instrumento financiero entre el BICE y los bancos comerciales, que apoya el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas que son una fuente importante de ingresos y empleo en Argentina”.

Con respecto a la operatoria, el BICE actuará como banco de segundo piso, volcando el fondeo recibido mediante los bancos comerciales de todo el territorio nacional, buscando con ello federalizar el alcance del financiamiento e impactar en la producción y el empleo. El programa aprobado contempla también la provisión de asistencia técnica a las empresas beneficiarias y el fortalecimiento institucional del BICE, lo que redundará en mejoras en los procesos de la entidad.