Cabrera recorrió la planta industrial de Whirlpool, que invirtió $300 millones en sus líneas de producción de cocinas  

El anuncio forma parte de un plan de inversiones para producir además lavarropas, con tecnología de clase mundial, a partir del 2017. El proyecto impacta en la creación de 300 puestos de trabajos directos e indirectos.


 

  • El anuncio forma parte de un plan de inversiones para producir además lavarropas, con tecnología de clase mundial, a partir del 2017.
  • El proyecto impacta en la creación de 300 puestos de trabajos directos e indirectos.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, recorrió la planta industrial de Whirlpool Argentina, que inauguró sus nuevas líneas de producción de cocinas de última tecnología. El proyecto demandó una inversión de $300 millones e impacta en la creación de 300 puestos de trabajos directos e indirectos, fortaleciendo la cadena de proveedores y socios industriales, logrando un derrame sobre la comunidad local. También participó la intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

 

“Felicitamos a Whirlpool por confiar, invertir y generar más empleo de calidad en Argentina. Este es el camino que tenemos que recorrer para acercarnos cada vez más a nuestro objetivo de Pobreza Cero”, afirmó el ministro Francisco Cabrera.

 

El anuncio forma parte de un plan para producir cocinas y lavarropas con tecnología Whirlpool de clase mundial en la planta que la empresa tiene en el partido bonaerense de La Tablada, que hoy no se fabrican en el país.

 

La empresa en un año desarrolló una red de proveedores y socios industriales similar a la de Italia y en 2017 invertirá en una nueva línea de lavarropas. Hoy Whirlpool ya está fabricando en la Provincia de Buenos Aires y cuenta con una capacidad de 60 mil unidades por año.

 

“Las nuevas líneas de producción marcan un hito importante para el desarrollo del proceso de industrialización de Whirlpool en el país. Ya que estas líneas son las más modernas que la compañía tiene en Latinoamérica”, afirmó William Custodio, vicepresidente de Whirlpool Latinoamérica, puntualizó: “Estamos comprometidos con el crecimiento industrial del país y orgullosos de poder ofrecer a los argentinos tecnología de calidad superior”.

 

Por su parte, Pablo Feresini, director de Whirlpool Cono Sur, dijo: “Logramos un 90% de integración nacional implementando un plan de trabajo con 25 proveedores locales en menos de un año”. La compañía, junto a sus socios industriales, ya produce en 4 provincias del país el 80% de su portafolio de productos, con las marcas Whirlpool y Eslabón de Lujo.