Braun: "Nuestro rol es tratar de que los mercados funcionen mejor y que haya más competencia"

“Había una interpretación errada de la ley de tarjetas de crédito y a lo que apuntamos es a que sea transparente el precio de las cosas y del financiamiento”, sostuvo el secretario de Comercio.


En el marco de la implementación de la normativa de precios transparentes, que rige a partir de hoy, el secretario de Comercio del Ministerio de Producción, Miguel Braun, afirmó: “Nuestro rol es tratar de que los mercados funcionen mejor y que haya más competencia”. Y continuó: “Los consumidores nos tenemos que poner más cuidadosos en los precios que pagamos”.

Braun expresó: “Había una interpretación errada de la ley de tarjetas de crédito y a lo que apuntamos es a que sea transparente el precio de las cosas y del financiamiento”. Y explicó que “las tarjetas se montaron en esta estrategia de comercialización en la cual conminaban a los comercios a ofrecer el mismo precio contado que en cuotas”.

El Secretario de Comercio afirmó que gran parte de los consumidores estaban pagando en el precio de contado un costo financiero que no utilizan y aclaró que con esta medida “contado incluye efectivo, pago con tarjeta en una cuota, pago con tarjeta de débito o pago con algún otro medio electrónico de pago”.

“El consumidor tiene que poder elegir lo que más le guste y lo que más le conviene. De esta manera va a haber más competencia en los mercados, y a través de la competencia vamos a tener mejores precios y tasas de financiamiento más bajas”, aseguró en una entrevista en Radio Mitre.

Braun destacó que con esta medida “vamos a imprimir un sistema que genera más competencia de precios y más competencia entre los bancos y las tarjetas por el financiamiento”.

 

Los fundamentos de la resolución

En los fundamentos de la norma publicada en el Boletín Oficial se señala que la ley de Lealtad Comercial prohíbe consignar palabras o frases que puedan inducir a error, engaño o confusión, respecto de las condiciones de comercialización. Tampoco permite la realización de cualquier clase de presentación, de publicidad o propaganda que mediante inexactitudes u ocultamientos pueda inducir a error, engaño o confusión respecto de estas condiciones.

 

En el mismo sentido, la ley de Defensa del Consumidor estipula que el proveedor está obligado a suministrar al consumidor información clara y detallada acerca las condiciones de comercialización de bienes o servicios; y establece que en las operaciones financieras y de crédito para el consumo deberá consignarse de modo claro al consumidor o usuario, la descripción del bien o servicio, el precio al contado, el importe a desembolsar inicialmente y el monto financiado, la tasa de interés efectiva anual, el total de los intereses a pagar o el costo financiero total, el sistema de amortización del capital y cancelación de los intereses, la cantidad, periodicidad y monto de los pagos a realizar, y los gastos extras, seguros o adicionales, si los hubiere.