Las PyMEs argentinas dispondrán de $ 5000 millones en préstamos

Los créditos tendrán como destino inversiones productivas y capital de trabajo para pequeñas y medianas empresas. Buscan incentivar a las PyMEs a financiarse en el mercado formal y crear sujetos de crédito para el sector financiero. Habrá dos licitaciones en las que participarán entidades financieras de todo el país.


 

  • Los créditos tendrán como destino inversiones productivas y capital de trabajo para pequeñas y medianas empresas
  • Buscan incentivar a las PyMEs a financiarse en el mercado formal y crear sujetos de crédito para el sector financiero
  • Habrá dos licitaciones en las que participarán entidades financieras de todo el país

Durante el año 2017, las pymes de todo el país podrán acceder a préstamos en el sector financiero formal a tasas de interés, que se posicionarán entre 11 y 15,5%, con bonificación del Estado. El monto total será de $ 5.000 millones, disponibles para proyectos de inversión productiva, ampliación de plantas, galpones, compras de bienes de capital, adquisición de insumos o pago de salarios, entre otros destinos.

 

La Subsecretaría de Financiamiento del Ministerio de Producción convocó a las entidades financieras públicas y privadas a una reunión informativa en la sede de ADEBA, donde presentó las subastas de sus líneas de crédito que se licitarán próximamente en los meses de marzo y abril.

 

Uno de los objetivos centrales apunta a que las PyMEs financien las actividades vinculadas a sus negocios en el circuito financiero formal, en lugar de autofinanciarse o hacerlo en mercado informal. Por otra parte, busca que los bancos compitan por una tasa de interés y un plazo más atractivo para sus clientes.

 

“Escuchamos las inquietudes de las entidades a la hora de convocar a las PyMEs a estos llamados. Les ofrecemos un sistema moderno a partir del cual, a través de la web del Ministerio, los pequeños y medianos empresarios pueden recibir un certificado de elegibilidad para acceder a la bonificación de tasa y, además, gestionar garantías para el financiamiento”, aseguró el subsecretario de Financiamiento, Alfredo Marseillan.

 

La primera licitación se realizará el 14 de marzo y ofrecerá un cupo total de $ 2.000 millones que serán destinados a los rubros de inversión productiva y bienes de capital, en los sectores de industria, minería, comercio, construcción y servicios, en los que cada PyME podrá tomar un préstamo máximo de $10 millones, con un interés máximo de 19%.

 

 

La segunda, tendrá lugar en abril y contará con un cupo total de $ 3000 millones para proyectos de inversión, bienes de capital, capital de trabajo y los programas Mi Galpón y Parques Industriales.

 

Otra de las prioridades de la Subsecretaría de Financiamiento está puesta en crear nuevos sujetos de crédito en el universo de las pequeñas y medianas empresas. En tal sentido, la banca de garantías jugará un papel central, a través de las Sociedades de Garantías Recíprocas, a los fines de dar los avales necesarios para aquellas PyMEs que presenten una situación de mayor debilidad ante los requisitos del sector financiero.

 

“Buscamos atender las necesidades de las PyMEs y también de los bancos para lograr una mayor inclusión financiera”, completó Marseillan.

 

Entre los requisitos para aplicar a cualquiera de los préstamos, será condición esencial de las empresas estar categorizadas en el registro PyME de la Administración Federal de Ingresos Públicos.