Argentina y el Reino Unido firman un Memorándum de Entendimiento para promover inversiones

El ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, y el ministro de Comercio e Inversión del Reino Unido, Greg Hands, firmaron un Memorándum de Entendimiento que establece el Diálogo Comercial entre ambos países con el fin de incrementar, promover y desarrollar el comercio y las inversiones.


El ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, y el ministro de Comercio e Inversión del Reino Unido, Greg Hands, firmaron un Memorándum de Entendimiento que establece el Diálogo Comercial entre ambos países con el fin de incrementar, promover y desarrollar el comercio y las inversiones.

El Diálogo Comercial entre el Reino Unido y Argentina promueve debates bilaterales para facilitar el comercio y la inversión con el objetivo de lograr el crecimiento económico, mejorar la competitividad a través de la innovación, el espíritu emprendedor y la sustentabilidad. Además busca intercambiar buenas prácticas, promover el intercambio de conocimiento y brindar asistencia en áreas clave; sostener un ambiente favorable para la circulación ágil, segura y transparente de bienes y la provisión de servicios; promover la colaboración y asociaciones entre empresas.

En la línea de los instrumentos firmados con Japón, Estados Unidos y España, este Memorándum establece una reunión anual de Ministros con el fin de evaluar los avances del plan de trabajo del Diálogo comercial. También proporciona un marco entre la Secretaría de Estado de Comercio internacional del Reino Unido y el Ministerio de Producción de Argentina para mantener intercambios con los sectores privados de ambos países y apoyar iniciativas público-privadas para fortalecer el comercio y las inversiones bilaterales.

Además, UK Export Finance, la agencia gubernamental de crédito a la exportación, anunció que ofrecerá créditos para la exportación de hasta 1.000 millones de libras esterlinas para financiar a las empresas del Reino Unido que buscan comerciar con Argentina. Este apoyo ayudará a las empresas británicas a asegurar contratos mediante la provisión de condiciones de financiación atractivas, préstamos para la entrega de proyectos y seguros contra los riesgos de operar en otros países.