El Gobierno Nacional busca impulsar el mercado de autos eléctricos

El Gobierno eliminó los aranceles para importar partes de autos eléctricos, redujo del 35 al 5% los aranceles para importar autos híbridos terminados, y redujo al 2% los aranceles para importar autos eléctricos y a celdas de combustible.


Para incentivar la producción local y comenzar a crear un mercado de autos eléctricos, el Gobierno eliminó los aranceles para importar partes de autos eléctricos, redujo del 35 al 5% los aranceles para importar autos híbridos terminados, y redujo al 2% los aranceles para importar autos eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno).

Este decreto es una continuidad del diálogo del Gobierno con el sector automotriz que comenzó en 2016 y que además incluye el acuerdo para fabricar un millón de autos en cinco años, la apertura del mercado colombiano para la industria automotriz argentina, la Ley de Autopartes, la eliminación de retenciones a las exportaciones industriales y un acuerdo de 5 años con Brasil para importaciones y exportaciones que da previsibilidad a la industria.

El próximo paso será establecer mecanismos para incentivar la integración local de este tipo de autos que requieren menor consumo de combustible y utilizan energías limpias y renovables.

“Venimos trabajando fuertemente con el sector y la cadena de valor”, aseguró el ministro de Producción Francisco Cabrera. “La industria automotriz se está transformando y el Estado tiene que acompañar y favorecer la innovación, siempre con el objetivo de mejorar la competitividad y fomentar la creación de empleos de calidad”, agregó. La medida también busca alinear a la Argentina con los países más avanzados en materia de cuidado del medio ambiente y está acompañada por una baja importante del precio de los autos eléctricos.

El decreto 331/2017 establece que la modificación de aranceles será transitoria por un período de 36 meses, para un cupo de 6.000 autos eléctricos y está acotada sólo para aquellas terminales automotrices que hoy producen en el país. La eliminación de aranceles es para la modalidad conocida como Semi Knocked Down (SKD) o Complete Knocked Down (CKD) y busca promover la producción local de plataformas.

“La Argentina tiene una industria autopartista de primer nivel, estos nuevos vehículos representan una gran oportunidad de desarrollo de proveedores locales y su inserción en las grandes cadenas de valor global”, afirmó Martín Etchegoyen, secretario de Industria.

En la industria automotriz hoy trabajan más de 70.000 personas de forma directa y otras 150.000 de forma indirecta, en 11 terminales automotrices y en más de 500 autopartistas. En los últimos 15 meses, el sector anunció inversiones por aproximadamente US$3.500 millones entre autopartistas y terminales automotrices.