Taller sobre estrategias de protección al consumidor en Argentina y Estados Unidos

El encuentro fue organizado por la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor junto a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos y tuvo por objetivo intercambiar experiencias en materia de defensa del consumidor y afianzar la relación bilateral.


La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor organizó junto a la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos (Federal Trade Comission) el taller “Estrategias de Protección al Consumidor en Argentina y Estados Unidos” para analizar casos de publicidad engañosa, fraude financiero, nuevas estrategias para la educación del consumidor, atención de reclamos y buenas prácticas entre proveedores y consumidores, entre otros.

“El taller tuvo como objetivo brindar un espacio de auténtico diálogo entre sector público y privado, las autoridades de defensa del consumidor y especialistas de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, para intercambiar experiencias y mejorar la protección de los consumidores” dijo el director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño.

Por la FTC participaron Deon Woods Bell, de la Oficina de Asuntos Internacionales, y Ambar Chavez, especialista en prácticas financieras y de mercadeo y publicidad engañosa; y por la Secretaría de Comercio, el responsable de Relaciones Institucionales, José García Hamilton.

“Este taller es una prueba de la maduración de las relaciones bilaterales entre Argentina y Estados Unidos. Esperamos que la iniciativa de sus frutos para continuar afianzando la defensa de los consumidores”, dijo el representante de la Embajada de Estados Unidos en Argentina, Peter Newman.

El evento contó con la presencia de empresas, asociaciones de consumidores, representantes del poder legislativo, cámaras empresariales, direcciones provinciales de comercio y autoridades nacionales vinculadas a la defensa del consumidor.

Qué es la Federal Trade Comission

La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission – FTC) es una agencia independiente del gobierno de los Estados Unidos. Su misión principal es promover los derechos de los consumidores, prevenir prácticas anticompetitivas, engañosas o desleales.