Diputados avanza en la nueva ley de defensa de la competencia

Debemos crear las condiciones para que la Argentina tenga reglas claras para los consumidores y las empresas, especialmente las PyMEs; y propiciar un escenario que aliente la innovación y las inversiones para generar más empleo”, dijo el presidente de la CNDC, Esteban Greco.


El presidente de la CNDC, Esteban Greco, presentó los principales lineamientos del proyecto de ley de defensa de la competencia impulsado por los diputados Carrió y Negri en una reunión informativa en la Cámara de Diputados de la Nación.

El proyecto de ley incluye dotar de mayor autonomía a la nueva autoridad de la competencia para mejorar la capacidad de investigar y evitar la arbitrariedad de los gobierno de turno; la actualización de los montos de las multas; un mayor poder de disuasión para evitar abusos de posiciones dominantes; un procedimiento rápido para el control de fusiones y adquisiciones de empresas y la figura de clemencia para descubrir carteles, como iniciativa innovadora que ya funciona en las principales prácticas de competencia a nivel mundial.

El encuentro se realizó en el marco de las comisiones de Defensa del Consumidor, de los Usuarios y de Competencia, de Legislación Penal, y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación.

“Es una herramienta que necesita debate plural y discusión, que es un paso gigantesco para el país, tal como el resto de los países serios. No en contra de nadie, es a favor de la competencia sana”, dijo el diputado Mario Negri.

“El proyecto de ley de defensa de la competencia defiende a los consumidores, a los trabajadores y a las PyMES del abuso de las grandes empresas con posición dominante y frente a la cartelización”, dijo el diputado Fernando Sánchez.

“Para que la defensa de la competencia pueda avanzar necesitamos una nueva ley como la que presentaron los diputados Negri y Carrió. La competencia posibilita que las empresas tengan oportunidades de progresar por sus méritos, eficiencia e innovación y por la calidad de sus productos, y que los consumidores tengan alternativas de elección en cuanto a calidad, precios y condiciones de compra. Esta ley implica que todos tengamos las mismas oportunidades, las mismas responsabilidades y la misma fuerza frente al poder y frente a la ley”, dijo Greco.

“La ley tiene que tener el peso para disuadir. Si esta discusión avanza y prospera va a ser muy importante para el funcionamiento de la economía y las instituciones de nuestro país. Debemos crear las condiciones para que la Argentina tenga reglas claras para los consumidores y las empresas, especialmente las PyMES; y propiciar un escenario que aliente la innovación y las inversiones para generar más empleo”, agregó.