Textil y calzado

El Sector tiene como objetivo garantizar que los productos que se distribuyan en el mercado interno (con excepción de los productos que correspondan a algún tipo de certificación regulado por esta Dirección), cumplan con los requisitos mínimos que exige la Ley 22.802 de Lealtad Comercial. Todos los productos textiles deberán adecuarse a la Resolución 287/00, y el calzado terminado que se comercialice deberá cumplir con las exigencias de la Resolución 508/99. Si el producto en cuestión es de origen nacional, el fabricante será el responsable de etiquetarlo antes de la salida de su fábrica. Caso contrario, el licenciatario será el responsable y sus datos serán los que figuren en el rótulo del producto. Este etiquetado tiene que estar en idioma castellano y declarar la información indicada en la resolución que corresponda. En el caso que un producto no cumpla con las exigencias antes mencionadas, dicha mercadería deberá ser acondicionada, para su comercialización en el mercado, mediante el retiro Sin Derecho a uso por la Resolución 850/96, si fuera textil o calzado, o por la Resolución 3233/11, si el producto carece de los mínimos requisitos que requiere el Artículo 1º de la Ley 22.802.