El proyecto de la nueva ley de Defensa de la Competencia obtuvo dictamen en la Cámara de Diputados

La iniciativa busca mejorar la legislación existente, aportando nuevas herramientas para sancionar conductas de cartelización y abuso de posiciones dominantes.


  • La iniciativa busca mejorar la legislación existente, aportando nuevas herramientas para sancionar conductas de cartelización y abuso de posiciones dominantes

  • El objetivo es que haya reglas claras y transparencia en el mercado para que las PyMEs puedan desarrollarse y los consumidores tengan más y mejores opciones

El proyecto de la nueva ley de Defensa de la Competencia, impulsado por el Ministerio de Producción, recibió hoy dictamen de mayoría en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados.

“Creemos que es un cambio institucional muy relevante, pensando en largo plazo, que trascienda a una administración y que se convierta en una política de Estado”, sostuvo el presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, Esteban Greco, que estuvo presente en la reunión conjunta de las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio, Legislación General y Presupuesto.

En esta línea, destacó que “es fundamental que el Estado defienda la competencia, para que los consumidores tengan más alternativas para elegir”.

La norma surge de proyectos previos de los diputados del bloque Cambiemos Elisa Carrió y Mario Negri, y se basa en las mejores normas antimonopolio a nivel nacional e internacional. Tiene como ejes la disuasión de los carteles y los monopolios, la independencia, la transparencia, la eficiencia y la previsibilidad.

El proyecto prevé la creación de la Autoridad Nacional de la Competencia como organismo independiente. También propone elevar las multas, con criterios más claros para su determinación; e introduce un programa de clemencia para eximir o reducir la pena a quienes aporten evidencia sustancial para sancionar a los carteles.

Además contempla un régimen de control previo de las operaciones de fusiones y adquisiciones y un procedimiento expeditivo para los casos no problemáticos.