El mundo es nuestro mercado para crear empleo – Por Dante Sica, Ministro de Producción de la Nación

La Argentina es la 21º economía del mundo pero está en el puesto 46 en el ranking de exportadores. Cada 100 dólares que comercia el mundo, nuestro país compra y vende apenas por 40 centavos. Para generar trabajo de calidad y reducir la pobreza, necesitamos dar un salto exportador.


La Argentina es la 21º economía del mundo pero está en el puesto 46 en el ranking de exportadores. Cada 100 dólares que comercia el mundo, nuestro país compra y vende apenas por 40 centavos. Para generar trabajo de calidad y reducir la pobreza, necesitamos dar un salto exportador.

Estoy convencido de que nuestro mal desempeño exportador tenía una razón de base: nunca tomamos la decisión de salir a conquistar el mundo con valor y trabajo argentinos. Es la primera vez en décadas que un gobierno asume la misión de convertir al mundo en nuestro mercado.

Los países siguen negociando y el comercio mundial sigue aumentando. Hace menos de un mes Japón y la UE firmaron un acuerdo comercial, en 2017 el comercio del mundo creció más que el PBI y este año se prevé un aumento del comercio global de 4,4%.

Perder mercados es rápido: con cepo, retenciones e intervenciones distorsivas, entre 2011 y 2015 nuestras exportaciones de bienes cayeron 32%.

En los últimos dos años revertimos la tendencia y las exportaciones volvieron a crecer. Incluso con la caída del campo por la sequía, en los primeros seis meses de este año las exportaciones aumentaron 6%, con un crecimiento de más de 10% en manufacturas de origen industrial.

Ahora necesitamos dar el salto competitivo. Para lograrlo, ya estamos diversificando la oferta, los destinos y el origen provincial de lo que vendemos al mundo. Tenemos con qué competir.

El Plan Federal de Exportaciones nos permite avanzar junto a gobernadores, legisladores, intendentes, cámaras, trabajadores y empresarios de todo el país.

Estamos abriendo nuevos mercados. Mejoramos acuerdos con Brasil, Colombia, Chile y México y exportamos nuevos productos a China y Estados Unidos. Ahora, negociamos tratados con la Unión Europea, Canadá, Corea y EFTA; ampliamos acuerdos con India, Perú, Túnez, Japón y Singapur, entre otros. Son negociaciones serias y muchas veces complejas; necesitamos constancia, firmeza y creatividad para abrir oportunidades.

Acompañamos a las empresas. Un empresario exportador es un héroe: abre las puertas del desarrollo. Por eso, los acompañamos con financiamiento, consultoría, formación y promociones en diversos mercados desde la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional en coordinación con nuestro servicio exterior.

Estamos facilitando el comercio con tecnología. Simplificamos todo el proceso con foco en las PyMEs. Exporta Simple ya les permite enviar sus productos a cualquier lugar del mundo a muy bajo costo y rápido. PyMEs argentinas ya enviaron equipos ópticos a Estados Unidos y transformadores a México, entre cientos de nuevos exportadores. En simultáneo, la Ventanilla Única del Comercio Exterior (VUCE) reduce tiempos y costos. En poco tiempo, 80% de los trámites de comercio exterior podrán realizarse en forma on line desde cualquier lugar del país.

Y lo fundamental: mejorar la competitividad sistémica de nuestra economía. Competitividad es producir mejor o más barato lo que el mundo demanda. Estamos bajando la presión impositiva e invirtiendo en capital humano, energía, infraestructura y tecnología. El BICE y el Banco Nación tienen líneas específicas para empresas exportadoras. Las leyes de la competitividad (PyME, ART, Emprendedores, Financiamiento Productivo) ayudan a la capacidad de producción de nuestras empresas.

Tenemos la decisión de avanzar, lo vamos hacer con el esfuerzo coordinado de todos. Juntos vamos a potenciar las exportaciones que impulsan las economías regionales, generan empleo de calidad y son el mejor camino para reducir la pobreza.