Argentina Exporta: Eje central de la estrategia y desarrollo productivo del país.

En la actualidad, Argentina exporta más de US$70 mil millones, lo que equivale a poco más del 12% del PBI. Así, el país está entre las 15 economías que menos exportan en relación a su producción. Queremos aprovechar todo el potencial exportador argentino y para eso tenemos una estrategia: ARGENTINA EXPORTA, una visión de integración inteligente al mundo que reúne todas las políticas públicas orientadas a la exportación institucionalizando el diálogo entre el sector privado y el Estado.


Nuestro país necesita más empresas que exporten y es fundamental que las PyMEs, que son el motor de la Argentina, se animen a crecer de la mano de todo lo que le pueden ofrecer al mundo. Hoy hay biotecnología rosarina en Sudáfrica y Marruecos, bombas dosificadoras de engranajes de Avellaneda en la India, válvulas santafesinas en los motores de las Ferrari, por poner algunos ejemplos que demuestran que tenemos mucho para aportar. Y, lo mejor de todo, es que el mundo quiere vernos crecer y comprar eso que producimos.

Aumentar las exportaciones debe ser un eje fundamental de la estrategia de desarrollo argentino para consolidar un sendero de crecimiento y tiene que ir acompañado de un trabajo mancomunado público privado para desarrollar la ambiciosa agenda que consolide la inserción internacional de la Argentina.

Queremos aprovechar todo el potencial exportador argentino y para eso tenemos una estrategia: la visión Argentina Exporta. Se trata de una plataforma dinámica que reúne todas las políticas públicas orientadas a la exportación con un doble objetivo: visibilizar y ordenar las herramientas que tienen a disposición las empresas que exportan o podrían exportar y, al mismo tiempo, mejorar la eficacia de las políticas de apoyo a las exportaciones.

Por un lado, el objetivo es triplicar las exportaciones para el año 2030. Esta meta se divide en dos etapas: para el 2023, queremos que las exportaciones de bienes alcancen los 75 mil millones de dólares y, las de servicios, los 25 mil millones de dólares. Esto implicaría superar nuestro máximo histórico de exportaciones de 97 mil millones de dólares que se dio en el año 2011. En una segunda etapa, para el 2030, nuestras exportaciones de bienes y servicios llegarían a los 200 mil millones de dólares. Aunque se trate de una meta ambiciosa, creemos que tenemos el potencial para alcanzarla.

Por otro lado, cabe mencionar que Argentina tiene hoy alrededor de 9.500 empresas exportadoras, 6.000 menos que en el máximo de 2006. Es por esto que nos proponemos aumentar la cantidad de empresas exportadoras a 40 mil para el año 2030.

En simultáneo con el aumento de las exportaciones y empresas exportadoras buscamos diversificar los destinos y productos de exportación, federalizar las exportaciones y complejizar nuestra oferta exportadora.

Para cumplir con las metas, vamos a concentrar los esfuerzos y promover acciones. Trabajamos en la mejora del acceso a mercados, facilitamos el comercio desde Argentina al mundo, nos decidimos promover la calidad, aumentar el financiamiento y acompañar a las empresas en el proceso de internacionalización.

También, en el marco de Argentina Exporta, estamos haciendo un relevamiento con Cámaras para detectar una agenda común con el sector privado y trabajar en políticas específicas que se adapten a las realidades y necesidades de los distintos sectores productivos. El 11 de octubre se convocó a la primera reunión de la Mesa Exportadora que reunió a las autoridades nacionales y de cámaras empresariales para poder discutir y determinar la política productiva y de comercio internacional a largo plazo.

Durante la discusión surgieron proyectos relacionados a la capacitación, la promoción comercial, negociaciones internacionales, la facilitación del comercio, infraestructura y financiamiento. Actualmente, el sector público competente en cada materia, está trabajando para dar una solución a los problemas planteados, y trabajar sobre la ejecución de las propuestas. La Mesa Exportadora es la instancia en que las cámaras son escuchadas y monitorean avances.

Se requiere mucho esfuerzo y un enfoque de trabajo conjunto. El camino está trazado, seguiremos trabajando para ampliar y mejorar el acceso de nuestros productos al mundo.